TIC TAC - Destino Alma
16935
post-template-default,single,single-post,postid-16935,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

TIC TAC

TIC TAC

Tic, tac, escucho en la lejanía como las manillas del reloj van deslizándose imparables, ajenas al mundo, sin importar qué está pasando o cómo están sucediendo los acontecimientos; simplemente siguen su curso natural, con la misma cadencia, con el mismo ritmo, inmutables, como un monótono recuerdo de que están ahí, siempre han estado y hasta que expire mi último aliento estarán.

Tic, tac, cada lento movimiento es un avance, un progreso sea consciente de ello o no, un nuevo yo, más conectada, más plena, más consciente en el abismo del trabajo personal que nunca termina, que siempre desvela algo por resolver, que no cesa de mostrar espejos, maestros, mensajes, nuevos caminos. Nada puede controlarlas, suavizarlas o detenerlas, siguen su camino independientes y autosuficientes. Por mucho que una situación feliz se quiera saborear más lento no puede ser, por mucho que una experiencia dolorosa se quiera acelerar es imposible.

Tic, tac, sólo queda entregarse, dejarse llevar, soltar las resistencias y fluir confiando en la vida, acompasando el ritmo de las manecillas con el de los pasos al caminar, incluso cuando no hay suelo visible bajo los pies. Descubro que si soy capaz de sentirme una con la vida, una con el todo, una con todos, el latido de mi corazón adapta su ritmo a ese gran reloj y todo absolutamente todo se sincroniza de inmediato.

Tic, tac, confía en la vida, no dudes, no temas, no te asegures una y mil veces por donde está el nivel del agua de la piscina, tírate y descubrirás que el nivel estará perfecto para ti. Que todo a tu alrededor encajará como las piezas de un gran puzzle. Las palabras que escuchas, las personas que se cruzan, interactúan o aparecen en tu vida, las oportunidades que se acercan, las experiencias que surgen, todo será perfecto para ti. No esperes que siempre se cumpla lo que deseas, casi siempre desconocemos las consecuencias de aquello que pedimos porque no tenemos la foto completa, solo vemos un ángulo. Confía que lo que venga será lo que necesites para tu mayor bien.

Tic, tac, acelera tu empoderamiento, tu toma de decisiones dictadas por el corazón. Abre de par en par tu corazón y sentirás como las compuertas de hierro pesadas, lentas, y casi oxidadas, se quebrarán permitiendo brotar sin frenos la fuerza del amor incondicional, la compasión, la conexión, la luz, tu verdadero yo, tu esencia divina.

Tic, tac, ha llegado la hora de vivir desde corazón, no como un planteamiento de la mente, sino directamente desde el centro de tu pecho, expandiéndose en todas las direcciones, acariciando amorosamente tu razón, transmutando tus miedos,  arrancando las memorias que te limitan y te lastiman. Por que solo el amor puede con todo sin lucha, sin resistencia, sin esfuerzo. El amor es la asignatura pendiente, es el trofeo máximo, es el sueño de cuantos encarnamos en este planeta llamado Gaia.

Tic, tac, mírate y avanza. El tiempo se está agotando, lo que debas soltar déjalo ir de una vez, libérate, busca tu centro, comienza a viajar hacia dentro de ti, medita, hay mucho trabajo por hacer. Acepta, confía, abre tu corazón, fluye desde el amor incondicional y sentirás el batir de tus alas elevándote del suelo con la felicidad como invitado de honor en tu vida.

Tic, tac, esta es la oportunidad para conseguir todo lo que nos hemos propuesto, para aprender aquellas lecciones que se nos resisten, para saldar cuentas pendientes con los seres que nos rodean, para superar los limites que creíamos que existían, para ofrecer los dones al mundo, a nuestros hermanos, a la tierra. Vamos a vivir plenamente, conscientemente, sin olvidar que este viaje antes o después llegará inexorablemente a su destino. Asegúrate que la vida que estés viviendo merezca la pena. Procura que tus sueños no estén proyectados demasiado lejos. Y saborea el instante, el presente, porque es lo único real que tienes entre las manos.

Tic, tac, tic, tac……

Popi
popi@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies