QUIERO VIVIR - Destino Alma
16564
post-template-default,single,single-post,postid-16564,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

QUIERO VIVIR

QUIERO VIVIR

Si me preguntas cómo quiero vivir, te responderé «quiero vivir sintiéndome viva».

Quiero vivir aspirando lentamente todos los matices del aroma único de cada día, de las horas, los minutos, los segundos.

Quiero vivir corriendo con ganas, con toda la fuerza, la adrenalina, saboreando el latido del corazón en la boca, como si una manada de lobos me hicieran una carrera hasta que las piernas no resistan.

Quiero vivir riendo por todo, de todos, comenzando por mi misma, con alegría, con tantas ganas que el mundo se pare y se una, frenético, a esa risa.

Quiero vivir amando sin importar cuántas veces nos hemos roto en pedazos, sintiendo como la ilusión, la chispa, las mariposas se instalan en el estómago y nos acarician con su cosquilleo, nublándonos la vista.

Quiero vivir bailando hasta sentir que los pies me queman, e incluso cuando crea que ya no pueda mas, seguir bailando hasta que el amanecer me sorprenda sin aliento, sedienta.

Quiero vivir en mayúsculas, sin ser esclava de los miedos, ni de los apegos, permitiendo ser a cada uno que sea como quiera o como pueda, entendiendo que cada cual está lidiando con su propio proceso; sin mirar atrás, con profundo agradecimiento por cada paso y la esperanza a flor de piel.

Quiero vivir abrazando, sintiendo como encajan dos corazones formando uno solo, comunicándose sin palabras, estrechando caminos, mientras se roza con suavidad alma con alma.

Quiero vivir arrancando sonrisas a los bebés, jugando cómplice con los niños, compartiendo carcajadas con los adolescentes, alentando las esperanzas de los ancianos,  despertando del letargo a los adultos.

Quiero vivir dandole alas a la alegría, que brote sin limites, sin fronteras, sin juicios, sin razones, sin etiquetas y sin culpas, ni culpables.

Quiero vivir desde la aceptación, que no desde la resignación, fluyendo con la vida, recibiendo desde el corazón todo lo que viene, entendiendo que todo es perfecto y que siempre es por y para mi bien mayor.

Quiero vivir en paz, pase lo que pase, esté con quien esté, viva lo que viva. En ese estado de gracia en el que la felicidad es un estado de consciencia plena y permanente, una forma de entender la vida, una manera de enfrentarse a los pros y como no, a los contras.

Quiero vivir disfrutando de las pequeñas grandes cosas, perderme entre las estrellas de una noche de verano, contar las fugaces, sentir la luna y los planetas susurrándome confidencias al oído.

Quiero vivir viajando por tierra, mar y aire, libre, receptiva, con el corazón y la sonrisa como estandartes de bienvenida.

Quiero vivir consciente de mis actos, pensamientos, proyecciones, tanto en los momentos más felices, como sobre todo en los momentos más desafiantes.

Quiero vivir jugando, porque al final todo se reduce a eso. Un gran juego de diversión, no de azar, sino estratégico, perfecto, medido y exacto. Aderezado con grandes dosis de encantamiento y magia.

Quiero vivir sin rutinas, sin hábitos, sin relojes marcando cada movimiento. Sin zonas de confort ancladas como normas. Vivir improvisando y permitiéndome sentir hondo. Allá donde aflora la creatividad y la sabiduría.

Quiero vivir la vida, sin que las decepciones me rocen, o las deslealtades me afecten, porque ambas no existen, son solo una interpretación de la realidad. Y como somos quienes creamos esa realidad, procurar que sea equilibrada, armónica y amorosa.

Quiero vivir disfrutando de la vida, compartiendo, entregando, aprendiendo, presente con las personas que quiero y cuando me haya ido les pido que lo celebren con alegría, luz y amor, un frenesí de amor. Que recuerden que yo he vivido bien viva.

Y si me preguntas si estoy viviendo como quiero, la respuesta es «juraría que sí».

¿Y tu? ¿como quieres vivir? ¿cómo estas viviendo? ¿lo que quieres y lo que haces coinciden?.

¡Feliz vida!.

Popi
popi@destinoalma.com
2 Comentarios
  • Cinta Gadeano Callau
    Publicado 12:20h, 28 junio Responder

    Q bonito Popi! Me ha encantado.Te diré,q yo,como tú,estoy viviendo como quiero vivir.Es una gran suerte ,¿Verdad?. Un fuerte abrazo.

    • Popi
      Publicado 01:41h, 30 junio Responder

      Somos muy afortunadas hermana. Estamos bien vivas.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies