PORTALES DIMENSIONALES EN DICIEMBRE - Destino Alma
16890
post-template-default,single,single-post,postid-16890,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

PORTALES DIMENSIONALES EN DICIEMBRE

PORTALES DIMENSIONALES EN DICIEMBRE

A veces utilizamos nombres que intentan representar para vosotros el movimiento que están produciendo aquellos procesos a los que nombramos.

Cuando hablamos de portales dimensionales o energéticos intentamos acercaros a la magnitud que representan. Intentamos que vuestros mentales comprendan que son algo parecido a puertas, a túneles, a pasadizos que os conectan con otras dimensiones o con otras partes de vosotros mismos, con otras partes de vuestro sistema solar o incluso con otras partes de Gaia.

Cada uno de esos portales, de esas mágicas puertas, os ayudará a conectar con algo diferente, único y especial en cada una de esas ocasiones.

Es algo así como que los velos que separan los diferentes Universos, las puertas que separan las diferentes partes de vosotros mismos, las puertas que os separan de mundos que aún no recordáis se abriesen o se disolviesen, generando pasadizos a través de los que os podéis mover suavemente y obtener de nuevo mayor claridad acerca de una cuestión, de un momento temporal, de una herramienta o de vosotros mismos.

Energéticamente, es como si el tiempo y el espacio dejaran de existir y eso os permitiera conectar con cualquier ser o parte de vosotros mismos o de la creación que deseéis.

No es obligatorio cruzar o utilizar esos puentes, esos túneles.

Tenéis libre albedrío siempre, es únicamente vuestra decisión la que cuenta, la que vale, la que os permite accionar.

Pero las energías de cada uno de esos instantes a los que llamamos portales son únicas, específicas para el movimiento y la transformación propuestos.

Es a nivel planetario. Todos los habitantes en Gaia tienen a su disposición esas energías concretas que ofrecen cada uno de los portales.

Después vuestras decisiones, vuestra voluntad será la que marque la diferencia entre un proceso u otro, todos perfectos.

Os invitamos siempre a conectar con las energías de los portales desde el corazón, os invitamos a respirar profundo y consciente, sintiendo el amor y la energía de Gaia sosteniéndoos, sintiéndoos firmemente arraigados a la encarnación pero con la libertad de ir donde deseéis ir, de ver lo que deseéis ver, de sentir aquello para lo que ya estáis listos.

Nada es imposible, todo es posible.

Sólo es cuestión de percepción.

Incluso cuando no seáis conscientes de aquellos lugares a los que llegáis a través del portal ni de aquella sabiduría que recuperáis a través de sus energías, el proceso tendrá lugar siempre que pongáis la intención de que se produzca y siempre que aceptéis en vuestros corazones los resultados de esas transformaciones y no os apeguéis a nada ni a nadie.

Cuanto más os apeguéis, cuanto más os aferréis, mayor dolor, mayor incomodidad, mayor tristeza.

Y ya no es necesario sufrir, sólo fluir y confiar.

Los procesos se irán dando, suavemente si no os aferráis.

Y llega el final de año, momento especial para recapitular, para mirar con calma pero con sinceridad todo lo logrado y también todo lo que aún nos queda por hacer.

Este año 2019 ha sido un año de mirar, de observar y de practicar todo lo recordado.

Este último mes del año antes de que las energías mágicas, fluidas y precipitadoras del 2.020 lleguen a nosotros acontecerán cuatro grandes portales.

Uno de ellos ya lo habéis transitado, el 3 de diciembre.

Este primer portal en el que aún os encontráis inmersos está sacando a la luz todos vuestros miedos, esas partes de vosotros mismos que no queréis mirar porque no consideráis divinas.

Están empujándoos a situaciones ya conocidas que os incomodan enormemente, que os hieren, que os laceran y que os dejan o en posición de víctima o en posición de verdugo. O en ambas.

Estáis viviendo días de mucha agitación, de muchos enfrentamientos o confrontaciones, de muchos extremos, de dualidad permanente y completa.

Mira con atención y deja ir aquello que te reste paz, aquello que no te haga sentir amado, aquello que no te haga sentir feliz y cómoda.

A medida que avanzan estos días y nos acercamos al segundo de los grandes portales, el día 12 de diciembre, iréis sintiendo más claramente dónde poner vuestro foco para transformar o soltar aquello que ya no sois, aquello que proviene de patrones antiguos, pasados, que estáis sujetando por rutina o por lealtades antiguas.

El día 12 ingresaréis en el segundo portal del mes y la energía que llegará a vosotros será una energía de claridad.

Será como poner un foco gigantesco en una habitación a oscuras.

Puede que al principio os deslumbre tanta claridad, tanta luz.

Puede que incluso os resulte incómodo percibir con tanta nitidez cómo es esa habitación que hasta ahora estaba a oscuras y qué hay en ella.

Permitiros mirar con calma, sin juicio.

Poco a poco, vuestros ojos se acomodarán a la intensidad de esta nueva luz y os permitirán ver con mayor claridad qué necesita de vuestro amor, de vuestra paz.

Os ayudará a ver cuánto hay de vosotros en el otro y a mirarlo con mayor amor.

Poco a poco la incomodidad desparecerá dejando paso a la paz, a la calma y sobre todo a la sabiduría, la verdad.

Desde ahí, poco a poco estaremos ingresando ya en el tercer portal del mes, penúltimo del año, 21 del 12, con la entrada en el hemisferio norte del invierno y con la entrada en el hemisferio sur del verano.

Después de haber mirado con claridad lo que hasta ahora no estaba a la vista, las energías del 21 del 12 nos invitan a soltar, a dejar ir, desde la calma, desde la paz, desde el agradecimiento profundo.

Soltar sin miedo, soltar sin dolor, soltar sin culpa, soltar sin arrepentimiento.

Solo soltar, sabiendo en lo más profundo de vuestro Ser que todo es perfecto siempre y que todo lo que estuvo un día en vosotros tenía un sentido y una misión: recordaros que sois Amor, como todo en la creación.

Y después de ese soltar, llegaremos al último de los portales, 30 de diciembre.

Un portal en el que la energía nos llenará de amor, de fuerza, de sabiduría.

Nos ayudará a rescatar esos que somos, que siempre hemos sido, que siempre podremos ser.

Luces brillantes nos inundarán por dentro y por fuera, recuperando nuestro brillo natural, el color de nuestra chispa divina, su aroma, su sonido, su forma única.

Y estaréis listos, estaremos listos, para comenzar el 2.020 renovados, renacidas, preparados para manifestar en nuestras realidades, en vuestros entornos, todo aquello que está en nuestros corazones.

Disfrutad de este fin de ciclo.

El momento de Ser lo que Sois ya está aquí.

Mensaje Canalizado.

Cinta
cinta@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies