PORTAL 12 DEL 10 - Destino Alma
16814
post-template-default,single,single-post,postid-16814,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

PORTAL 12 DEL 10

PORTAL 12 DEL 10

Compasión, este portal del 12 lo que activa es la compasión.

Estáis viviendo desde el corazón, sintiendo como se nutre desde el corazón, como os expresáis desde el corazón, como incluso una gran cantidad de emociones digeridas y sobre todo las no digeridas afloran, porque las memorias de esas emociones aún están en vosotros.

Es el portal de la instalación de la compasión en vuestro sistema energético, en vuestros cuerpos sutiles y en vuestros cuerpos densos. Es el perdón absoluto, es el mirar con cariño, con cuidado, con paciencia, con esmero, con generosidad. Es el mirar al otro, pero sobre todo mirarte a ti mismo.

Cada portal que vais avanzando es diferente y supone un paso más en vuestra evolución, en el que mirar atrás ya no es igual que antes, en el que cada avance supone desprenderse de una información, de unos patrones limitantes, de unos pensamientos, de una forma de entender quienes sois, que sois y que estáis haciendo, que ya no corresponde con vuestro nivel evolutivo.

Sin embargo, este portal del 12 aúna todo lo que ya lleváis haciendo y es una expansión mayor del corazón. Porque implica expandir la compasión. La compasión es el perdón transcendido en amor.

El amor universal, entendiendo compasión como ese amor incondicional, como esa entrega, ese empoderamiento, no porque sientas lástima del otro, ni porque tu te pongas por debajo de nadie, sino porque te identificas con el otro comprendiendo su fin último y su verdadera naturaleza, entiendes que todos sois uno, que lo que tiene que trascender trascenderá.

La evolución de cada uno depende de su camino, de su trabajo. Que cada uno está aquí para evolucionar en un trabajo personal y así ayudar al resto. No es responsabilidad tuya despertar a nadie, cada uno asume su propia responsabilidad en ese despertar, con cariño, con paciencia, con amor, con profundo respeto hacia sí mismo. Para avanzar o no en el camino. Cada uno es libre. Cada uno debe ser libre, para eso ha venido con el don del libre albedrío.

Son momentos convulsos, sin lugar a duda, porque la energía que se está moviendo, la energía de el corazón, la energía de la compasión, es la energía más potente que existe. Todo se transforma con el amor, todo se sana con el amor, todo se logra a través del amor. Es esa fuerza movilizadora, transformadora, renovadora. Por eso estáis agitados, por eso no conciliáis bien el sueño, por eso estáis en un estado de excitación, por eso tenéis digestiones difíciles, por eso sentís un peso en el pecho, porque si hay algo que remueven estas energías, son las emociones detenidas, las emociones no digeridas, las emociones enquistadas.

Así que préstate atención, siéntete, observa qué pasa en ti. Observa tus reacciones ante palabras, gestos, miradas supuestamente inocentes. Observa como te relacionas con los demás, desde donde, porque estos miedos, esas memorias, estas energías pasadas si aún no están trascendidos aflorarán para salir.

Siéntate, tomate el tiempo de sentarte, de enraizarte poderosamente con Gaia y conectarte con la fuente, entrar en ti. De permitir que salgan esas memorias. Simplemente siéntate, respira y permite que salgan, que te vacíes. Que con cada inhalación vayas incrementando tu vibración, y vayas barriéndolas y con cada exhalación vayas vaciándote y permitiendo que el aprendizaje de todas esas experiencias se integre en ti, con un profundo agradecimiento a cada una, sin juzgarlas, con agradecimiento a todas esas personas que han estado involucradas en eso.

No es tiempo de resentimientos, ni de dolor, ni de regodearse en tristezas pasadas, ni de odio, es tiempo de perdón. Porque esa compasión integra el perdón porque comprende, comprende las lecciones de cada experiencia, comprende que cada uno está en un plano de consciencia, en el que puede, en el que está preparado, en el que trata de hacerlo lo mejor posible y trata de ser la mejor versión de sí mismo.

Así que trasciende los juicios, las opiniones, las etiquetas, los por qué a mi, olvídate de victimizarte de todo en la vida y de sentir que todo va contra ti. No es verdad, es tu juicio,  todo forma parte de un plan mayor, tu plan. Lo que ves es tu percepción distorsionada de la realidad. Comienza a pensar de una manera positiva con un foco positivo. Porque según pienses así se desarrollará, se mostrará tu realidad.

Es tiempo de nutrirte con alimentos frescos, con frutos secos, cremas de verdura calientes, semillas, lo que sientas que venga de la tierra, con los productos de la temporada porque son los adecuados para ti. Ingiere muchos líquidos. Come lo que te sientas. Si necesitas ayunar, hazlo, pero ingiere muchos líquidos, hidrátate mucho. Escucha a tu cuerpo.

Por muchos bandazos que puedas dar energéticos por mucha sensación de inestabilidad que tengas en estos momentos, siéntate, enfócate, da las gracias por la experiencia que estás viviendo porque has venido a vivirla. Da las gracias por las personas que están a tu lado acompañándote, en estos momentos presentes, el camino que avances. Abre tu corazón, ama, siente, entiende que la vida es un fluir de alegría, de gozo, de compartir, de respetar y crecer. Y que vayas elevando esa energía, esa vibración. Tu con Gaia y con todos tus hermanos.

No importa en que nivel estés, importa el trabajo de luz que estáis haciendo cada uno por separado y todos unidos, como guías de amor, como canales de amor, como mensajeros de ese amor, amor incondicional, que trasciende lo que conoces, que te enfoca en nuevos horizontes, que facilita todas las áreas de tu vida y te conecta con la abundancia infinita.

Potencia los dones que necesitas en este momento. Conecta con ese sentir, lanza la compasión a todos los lados, en todas las direcciones, lo que es arriba es abajo. No olvides estar bien sujeto a la tierra, anclado, cuando más enraizado estás con la tierra más puedes conectar con la fuente.

Permítete brillar, fluir, soltar. Emerger de ti la esencia divina que eres. Bienvenido a un portal de consciencia, compasión y amor universal e infinito. Siéntelo en cada célula de tu cuerpo físico, en cada vibración, en todos tus seres, en todos tus cuerpos. Siéntelo.

Mensaje Canalizado 7/10/2019

Popi
popi@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies