MEDITACIÓN PARA EL SOLSTICIO DE VERANO - Destino Alma
16543
post-template-default,single,single-post,postid-16543,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

MEDITACIÓN PARA EL SOLSTICIO DE VERANO

MEDITACIÓN PARA EL SOLSTICIO DE VERANO

MEDITACIÓN PARA EL SOLSTICIO DE VERANO

 

El día más largo del año es el día en el que el Sol nos ilumina durante más tiempo y, por tanto, es el día en el que estamos más influenciados por la energía del conocimiento, por la sabiduría de aquel que nos asiste y sostiene.

Energéticamente, este día llegan oleadas de códigos sagrados a nuestro planeta.

Esos códigos no sólo llegan del Sol, de Helios, sino que también llegan desde el centro de la Madre Tierra, desde ese otro Sol intraterreno, Vesta.

Incluso la Luna, esta noche nos envía una energía femenina incrementada, elevada, con códigos sagrados que se conectan con la parte creativa y creadora de nuestro ser.

Tradicionalmente hemos vinculado esta noche a una quema del pasado, a una quema de todo aquello que ya no deseamos en nuestras vidas, y en realidad, aunque eso se produce como consecuencia del movimiento de nuestras esencias, realmente lo que propicia esa llegada masiva de códigos sagrados es un crecimiento.

Lo nuevo llega porque llega nuevo conocimiento, porque estos códigos nos preparan para recibir mayor sabiduría, mayor conciencia, mayor comprensión y conexión.

Y al colocarnos en una posición más elevada, más vibrante, más abierta, somos capaces de recibir e integrar mayor conocimiento y, por tanto, mayor libertad, amor y felicidad.

 

Con la sabiduría siempre llega algo nuevo más vibrante, más alineado con nuestras esencias, con nuestros caminos elegidos, con nuestras misiones de vida y planetarias.

 

Y al llegar lo nuevo lo viejo se desprende, desaparece o se transforma.

En lugar de quemar lo viejo en el fuego intentando deshacernos de ello lo que realmente nos ayudaría e impulsaría es honrarlo, bendecirlo y si es nuestro deseo, quemarlo pero con la intención de que la Llama del Conocimiento nos ilumine, extraiga de esas experiencias antiguas todo el aprendizaje y la sabiduría incorporadas en ellas y las integre en nosotros.

Y a la vez, permitir que esa Llama del Fuego del Conocimiento traiga a nosotros esos códigos sagrados de la Sabiduría Ancestral que nos permitan conectar con nuevas realidades, con nuevas visiones, con una nueva forma de conducirnos por el mundo.

Y todo esto es lo que nos ayudará a manifestar aquello que deseamos en nuestros corazones, siempre y cuando esté alineado con nuestro camino vital, con aquel que elegimos antes de descender esta vez.

 

Es un día realmente mágico, entendiendo por magia, la capacidad de desplegar todo nuestro potencial.

 

Sintamos en nosotros el Amor del Sol, de La Tierra y de La Luna y del todo el Sistema Solar.

Cada uno de los planetas representa un chakra del Sistema Solar.

Cada uno de ellos, por tanto, regula una cualidad o una característica especial del Universo.

Esta noche todos los planetas de nuestro sistema Solar nos envían los dones que representan sus colores.

Nos envían pasión, nos envían alegría, vitalidad y creatividad.

Nos envían conocimiento y poder personal, amor incondicional y capacidad de aceptación y de perdón y compasión.

Desde el corazón de nuestro planeta nos llega la fuerza y la voluntad y la capacidad de entendernos los unos a los otros

Desde otros planetas nos llega intuición, capacidad de ver con los ojos del corazón, iluminación y conexión con La Fuente.

 

Recibamos con gratitud y con amor los regalos que esas conciencias planetarias nos hacen esta noche.

 

Estemos conscientes durante este día y esta noche de todo lo que ocurre en nuestro alrededor, sintámonos sostenidos, apoyados, animados y muy amados, e integremos todo esto en nosotros.

También podemos hacer un movimiento hacia afuera, compartiendo con el otro aquello que nos llega.

Este compartir es un movimiento de expansión, de dominó.

Si somos capaces de sentirlo y compartirlo, este movimiento expansivo irá recorriendo todo el planeta.

 

Por cada uno de nosotros que realice ese movimiento de compartir y de expandir, miles de seres son bendecidos.

 

En este momento de la evolución de Gaia y de la humanidad los rituales ya no son necesarios para precipitar lo que deseamos en nuestra realidad, porque nuestras conciencias están ya más expandidas.

El mero hecho de tener la intención y el deseo profundo y sincero de que algo ocurra sería suficiente para manifestarlo.

Pero como aún estamos muy arraigados a la tercera dimensión, a sus patrones de creencias, si nos resulta más fácil atraer el conocimiento y la abundancia a través de un ritual podemos realizar una hoguera o prender una vela y escribir en un papel todo aquello que pertenece al pasado, bendiciéndolo, honrándolo y agradeciéndolo.

Después podemos escribir en ese papel el conocimiento extraído de esas experiencias y aquello que ya somos tras haber vivido lo que hoy dejamos atrás, permitiendo que fluya a través del papel todo lo nuevo que ya está disponible para nosotros.

Junto con el papel podemos quemar sándalo, romero y la hierba de San Juan.

Su aroma integrará en nosotros con mayor facilidad esa transformación que de una manera simbólica estamos realizando a través de la quema de ese papel.

Cuando todo sea ceniza y el fuego esté consumido, podemos untarnos las muñecas con ese polvo que ha quedado y también el entrecejo a la altura del tercer ojo, la garganta y el corazón.

 

Es una forma simbólica de integrar en nosotros la transformación ya realizada.

 

Pero debemos recordar que este ritual no es necesario.

El mero hecho de revisar lo transcurrido hasta el momento y de estar abiertos a lo nuevo que ha de llegar a nosotros es suficiente.

Feliz Solsticio, mis queridos hermanos!

Desplegaos!

 

Meditación para el solsticio de verano

Cinta
cinta@destinoalma.com
2 Comentarios
  • Susana
    Publicado 17:23h, 21 junio Responder

    Gracias, gracias, gracias. ♥️🙏🏻

    • Popi
      Publicado 12:04h, 23 junio Responder

      Muchas gracias a ti. Feliz Solsticio. Bendiciones llenas de luz.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies