FELIZ VIAJE - Destino Alma
16484
post-template-default,single,single-post,postid-16484,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

FELIZ VIAJE

FELIZ VIAJE

Somos eternos viajeros, cada existencia es un nuevo viaje, una nueva aventura, un nuevo lugar por descubrir que nos va acercando cada vez más a la totalidad perfecta de nuestro ser.

Podemos ser buscadores activos, de los que ansían, sin descanso, encontrar esas claves que den respuestas a todas esas preguntas o pasivos, de los que todo va apareciendo en su camino, sin apenas mover un dedo, como caído del cielo. Pero al final del día, aprendes que todas las respuestas están en ti, puedes buscar años, dedicar toda una vida a ese propósito, meditar, hacer cursos, perseguir maestros, probar mil y una terapias, leer, hacer yoga, y cuando crees que ya has llegado a la respuesta, descubres atónito que todas están en ti.

Las personas que te has encontrado a lo largo de ese camino han sido espejos de lo que necesitabas oír desde el exterior para despertar ese interior.

Las experiencias que has vivido, los aprendizajes que has tenido te han llevado a donde estás en este momento conectando contigo mismo.

Cuando hablamos de conectar con uno mismo, focalizarse en uno mismo, amarse, respetarse y mirarse con mirada compasiva, no hablamos de una visión de exaltación del ego. El ego te hablaría de que eres superior a los demás.

Tu trabajo de reconocimiento, de reconexión contigo mismo, es la búsqueda de quien eres, más allá de lo que crees que eres, o de lo que otros te han contado sobre ti. Yo soy el yo soy. Tu eres un ser ilimitado, perfecto, eres mucho más que un cuerpo físico y una mente caprichosa, eres capaz de todo cuando te propongas, pero te frenan tus propios miedos y tu mente.

No me creas, no tienes que creerme ni a mi ni a nadie, solo tienes que sentirte a ti mismo. Escúchate, siente, lo que resuene contigo “conectará” de forma inmediata en ti, y no que no, sabrás que no es tu camino. Todo es mucho más simple, todo es mucho más fácil. Todo es pura armonía.

No te apegues a maestros, ni a amuletos, ni a hábitos. Hay personas que nos elevan e iluminan una parte de nosotros. Dales las gracias y sigue tu camino. Todos somos maestros y aprendices.

Eres un ser libre, con libre albedrío, no te condenes atándote a miedos irracionales y lastres innecesarios. Tu eres tu gurú. Tu guía. Todo lo demás puede ayudarte en un momento dado a hacerte comprender, a despertarte, pero el camino lo haces tu, sólo tu, el de ida y el de vuelta, eres el único responsable de tu vida. Observa a qué o a quién le estas otorgando poder. O a qué o a quién pretendes delegar tu responsabilidad.

Y esta libertad, esta responsabilidad y este liderazgo es válido para todos los aspectos de ti.

Por ejemplo, las esencias son poderoso elixires sanadores, purificadores, rejuvenecedores transmiten la energía de la naturaleza de flores y plantas. Tienen infinitas propiedades que aún desconocemos, las han estado utilizando civilizaciones ancestrales. Cuando te preguntes ¿Cual utilizo? ¿Como las utilizo? ¿Para que las utilizo? Sigue tu intuición. Elige la que sientas desde el corazón. Porque ese será el que necesitas en este momento para reequilibrarte. A nivel físico, mental o sutil. No se trata de poderes mágicos, sino que condensan grandes propiedades muy refinadas.

Procede de igual manera si estás buscando un mineral, un cristal, desaprende lo aprendido, ese es el sentido de la nueva era, de la apertura de cada uno de los portales del ciclo de la energía solar, utiliza tu intuición, olvídate lo que sabes, lo que las leído, lo que te han contado, sigue siempre tu propia guía interna. Tu sabiduría.

Todo lo que te implique una toma de decisión déjate ir. Todo lo que suponga arrancar un nuevo proyecto, escúchate. Cada día, cada paso, cada experiencia permite que fluya en ti, que aflore desde tu conocimiento pleno, no tu mente, sino tu corazón.

Por todo eso, las personas que nos vamos cruzando en nuestra vida vienen por alguna razón, que en este momento no terminamos de comprender y con el tiempo atamos cabos. Nadie tiene ninguna intención de hacernos daño, no vivamos a la defensiva, sino de enseñarnos algo, mostrarnos algo, desde su mejor versión de si mismos, sea la que sea según su nivel de evolución. Algunas veces no saben hacerlo mejor simplemente. No valores, observa desde fuera, sin emoción, como un mero observador, no un juez.

Somos nosotros los que debemos vivir desde el amor, el desapego, la empatía y sobre todo desde la alegría y la felicidad. Porque de esta manera lo que nos pase en la vida nos servirá para ir evolucionando, sanando, integrando y nos permitirá disfrutar de esta vida con plenitud, paz y una compresión mucho más elevada.

Si vivimos pensando que los demás nos van a herir, lo harán, porque estamos creando con la fuerza de nuestros propios pensamientos. Los pensamientos son mucho más poderosos de lo que creemos. El poder de nuestra mente, la intención que ponemos puede ser constructiva o no. Tratemos de ser conscientes desde donde estamos viviendo: miedo, resentimiento, amargura o amor, dicha, felicidad, compasión.

Eres tu una entidad libre. Pero como energía todos somos uno. Y cuando más evoluciones tu, más ayudarás a los demás en esa evolución. Entrégate a la vida. Todo es perfecto, todo es como tiene que ser y estas donde debes estar.

Feliz viaje hermano de luz, ya nos encontraremos en algún punto del camino.

Popi
popi@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies