DAME TU MANO - Destino Alma
15886
post-template-default,single,single-post,postid-15886,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

DAME TU MANO

DAME TU MANO

No te pido que me entiendas o trates de justificarme o ponerme etiquetas ante los demás, sólo que me aceptes tal cual soy, no te propongas cambiarme, yo haré lo mismo contigo, y dame tu mano.

No pretendas saber todo de mi, ni quieras despejar las incógnitas de mi pasado, nacimos el día que nos conocimos y estamos en perpetua evolución, paso a paso viviremos nuestro presente, y dame tu mano.

No hace falta que pensemos igual, abracemos los mismos ideales o nos gusten las mismas cosas, basta con entender la vida con una filosofía común y que la disfrutemos como niños llenos de ilusión, compartiendo momentos juntos, respetándonos, y dame tu mano.

No necesitamos cortar las alas del otro, sino ayudarle a que las tenga bien fuertes, desplegadas y ágiles para que pueda alzar el vuelo siempre que quiera y libremente elija volver, y dame tu mano.

No necesitas decirme qué tengo que hacer siempre que te cuente lo que pienso, cuando necesite tu consejo te lo pediré, sólo necesito que me escuches, de igual forma que yo te escucharé sin opinar si ese es tu deseo, y dame tu mano.

No me ahogues los oídos únicamente con palabras dulces, también adórname los días con actos consecuentes con esas palabras y que sean locos, apasionados, divertidos, yo te prometo hacer una carrera de alegría, felicidad y risas juntos, y dame tu mano.

No me compares con otras, no has conocido a una mujer como yo, no porque sea mejor o peor sino porque cada persona es irrepetible, sus experiencias las hacen únicas, sólo dejémonos estrenar, creando nuestro propio vocabulario, nuestros recuerdos, nuestras fotos imborrables, nuestras historias con el sello inconfundible de la autenticidad de nuestros sentimientos, y dame tu mano.

No te acomodes en mi fortaleza, no porque pueda flaquear o no sostenerte, sino porque es una relación de igual a igual, a veces con mi fortaleza como sostén, otras veces con la tuya, en perfecto equilibrio y con el único objetivo de hacer feliz al otro. Si te apoyas en mi fuerza no me permitirás la debilidad y dame tu mano.

No impongas rutinas a nuestros besos, a nuestros abrazos, a la melodía desbordante del roce de nuestros cuerpos, la rutina aniquila el deseo, siega la fantasía, mata la pasión, y dame tu mano.

No puedo leer tu mente, ni tu la mía, y aunque el amor nos haga extraordinarios, increíbles, mejores versiones de nosotros mismos, prefiero escuchar de tus labios lo que anhelas, con la misma honestidad que yo lo haré, y dame tu mano.

No podemos vivir nuestro amor con miedos, con apegos, con frustraciones, con culpa, con reproches, con rencores ajenos a nosotros, para poder llenarnos juntos, debemos vaciarnos solos, y dame tu mano.

No permitamos que la mentira, la falta de confianza, la duda y los silencios nos rocen, ni tan siquiera que pasen cerca nuestro, estamos unos cuantos escalones por encima, en un estado de amor, compromiso, franqueza, lealtad, entrega, empatía, y dame tu mano.

No temas las sombras del pasado, es a los brotes del futuro a lo que podemos temer, pero si sabemos cuidar, alimentar, valorar lo que tenemos día a día, con mimo y dedicación no será necesario, y dame tu mano.

No me prometas amor eterno, la eternidad puede ser demasiado larga y sobre todo absolutamente imprevisible, solo ámame cada día, cada momento, cada instante, demuéstramelo como si fuera el último de nuestras vidas, y dame tu mano.

No me hagas llorar porque saldré corriendo lo más lejos que pueda, hazme reír y bailaré todas las músicas que hagas sonar para ti el resto de mi vida, y dame tu mano.

Dame tu mano, te doy la mía, mírame a los ojos confiando el uno en el otro, y ahora saltemos por este precioso acantilado, dejando los miedos atrás, las inseguridades, las limitaciones. Confía. Solo tu y yo, libres, el mar azul turquesa espera acogernos bajo los pies. ¡Saltemos!

Popi
popi@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies