A VECES SE ME OLVIDA - Destino Alma
16621
post-template-default,single,single-post,postid-16621,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

A VECES SE ME OLVIDA

A VECES SE ME OLVIDA

A VECES SE ME OLVIDA …

 

A veces se me olvida que soy un Ser de Luz y Amor, como tú, como todos.

A veces se me olvida que una chispa de La Fuente Universal reside en mi corazón, palpitando sin cesar, recordándome que soy El/Ella en todo instante.

A veces se me olvida que esa chispa de La Fuente Universal también reside en ti.

A veces se me olvida que vine a este maravilloso planeta azul voluntariamente, ilusionada por un nuevo viaje en el que recordaría una vez más quién soy, quiénes somos todos.

A veces se me olvida que no estoy sola, que estoy acompañada, sostenida y profundamente amada en todo momento, no sólo por mi familia y amigos de encarnación sino por mi familia y amigos de alma.

A veces se me olvida que la realidad que vivo cada día es aquella que yo misma manifiesto, en función de las emociones y creencias que aún sostengo y que por tanto, puedo transformarla si yo misma transmuto lo que vive en mí.

A veces se me olvida que soy libre, libre para sentir, libre para pensar, libre para elegir, libre para amar. Incluso cuando crea que no soy libre porque las circunstancias externas parecen imponerse, aún entonces, soy libre para decidir cómo transitarlas.

A veces se me olvida que toda la sabiduría que busco fuera está en mi interior, oculta bajo capas y capas de miedos, dudas y creencias limitantes.

A veces se me olvida que soy poderosa, tan poderosa como me permita ser. Y ese fuego que nace en mis entrañas puede impulsarme a conseguir todo lo que me proponga con sólo focalizar mi intención y dejarme guiar por el Amor.

A veces se me olvida que todo tiene el propósito de ayudarme a conectar de nuevo con mi corazón y con el Amor Incondicional, con mi sabiduría interna, con mi poder personal.

A veces se me olvida que mis pies se apoyan sobre el cuerpo físico de Gaia, de la Madre Tierra; un cuerpo que Ella, con todo su Amor y Generosidad, me permite utilizar para realizar este viaje de retorno a mí misma.

A veces se me olvida que YO SOY tú y tú eres yo y por tanto si me amo te amo, si me permito te permito, si me respeto te respeto. De la misma forma que si lo hago contigo, me lo hago a mí misma.

A veces se me olvida que esta Vida es un suspiro, un pestañeo, una gota en el océano de la existencia. Todo lo que experimento, me agrade más o menos, permanece tan sólo un instante y por ello debería darle la importancia que realmente tiene, ninguna.

A veces se me olvida que cuando fluyo con la Vida y acepto lo que llega con amor todo es fácil y mi cuerpo se relaja. Sin embargo, cuando me resisto a lo que ha de llegar o me empeño en que las circunstancias sean las que yo quiero todo se complica y mi cuerpo se pone rígido.

A veces se me olvida que hay muy pocas situaciones en la Vida que realmente sean tan determinantes como para perder mi centro, mi paz. La mayoría de las veces es mi ego el que me hace creer que algo es importante cuando en realidad sólo es un suceso más en la historia de mi Vida.

A veces se me olvida que mi único objetivo, el de todos, es SER FELIZ. Cada uno a su manera, pero todos con la misma intensidad.

A veces se me olvida que no importa cuántas veces se me olvide todo. La Vida siempre pondrá en mi camino personas, situaciones, objetos que me ayuden a recordar.

GRACIAS Poppi, GRACIAS Maestros.

Cinta
cinta@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies